¡Hola a todos! 🙂

Hoy os traigo mis impresiones sobre los libros que leí durante el mes de febrero. Teniendo en cuenta que estoy trabajando en mi libro de forma bastante intensiva, estoy satisfecha con la cantidad de libros que he conseguido leer. Empecemos:

La chica del andén de enfrente, de Jorge Gómez Soto

Creo que la trama podría definirse así: un par de gemelos que no se llevan muy bien atraviesan la adolescencia, conocen a chicas, etc.

Este es un libro cuya historia conmigo es curiosa. Me lo mandaron leer en el cole y recuerdo que me gustó. De hecho, yo diría más. Diría que me marcó. ¿Por qué? Pues porque a uno de sus personajes le encanta escribir (esto no es un spoiler, se dice en el primer capítulo del libro) y se dedica e imaginarse la historia detrás de las personas que ve por la calle. Digo que me marcó porque, de vez en cuando, me encuentro haciendo lo mismo. La cuestión es que, al embarcarme yo misma en mi aventura de escritora, me encontré con el autor por Twitter, cosa que me hizo muchísima ilusión. Os dejo su web, por si queréis echarle un vistazo.

En general, el libro está bastante bien, está enfocado a un público adolescente, es de lectura ligera. Releerlo ha sido una experiencia bonita, había cosas que no recordaba.

Se lleva una nota de 3.5/5

Misery, de Stephen King

¿Resumen rápido? Un escritor sufre un accidente de coche y es rescatado por una mujer que le cuida durante el tiempo en el que está malherido. ¿El problema? Que dicha señora está un poco mal de la cabeza.

Este libro me hizo pasarlo francamente mal. Era la primera vez que leía a Stephen King (lo sé, tiene delito; pero llevaba en mi lista de pendientes desde siempre). Ahora bien, confieso que, precisamente porque lo pasé mal, me quedé admirada de lo bien que domina King el género de terror: es fantástico, consigue que sufras con el protagonista (un escritor, por si me identificaba poco con el personaje). Ahora bien, yo soy una chica muy fina (¡ejem, qué catarro!) y no me suele gustar mucho el uso de palabrotas en los libros. Especialmente cuando son un poco gratuitas, como es el caso (bajo mi punto de vista). Creo que son herramientas útiles, pero usadas en exceso, pierden mucho y me parecen desagradables, incluso. Esto es sólo cuestión de gustos, claro.

El libro en sí es absolutamente absorbente y adictivo, excepto cuando el escritor narra la historia en la que él está trabajando, que me ha resultado aburrido y hasta he tenido que leerlo varias veces para saber de qué hablaba. Esto puede tener que ver con el hecho de que no me gusta especialmente el género que escribía el prota (novela romántica ambientada hace unos 200 años) y, también, con que lo estaba “audioleyendo”.

También es cierto que he leído el libro en el móvil y la aplicación que yo uso para leer en el móvil (Moonreader, altamente recomendada. No sé si está disponible en iOS) te da la opción de leer el texto en voz alta. Lo malo es que lee con esa voz robótica de Android y no es que ayude mucho a darle emoción a la historia. No obstante, en la parte en la cual se narraba la realidad (y no el libro que estaba escribiendo el protagonista) no me perdía, y también estaba “audioleyendo” así que, aunque no creo que esta sea la razón principal de que me hayan aburrido esos capis, supongo que todo habrá influído.

Lo que sí que me ha gustado mucho ha sido ver cómo se ha tratado el trabajo de escritor, especialmente me encantó ver un fragmento en el cual Paul (el protagonista) anota una idea que acaba de ocurrírsele y que cambiará el desarrollo de su historia. Me ha encantado ver que no soy la única que toma notas de forma tan rara. Hablé de este fragmento en este artículo. Como curiosidad, este libro tiene una adaptación cinematográfica hecha en 1990 (que yo vi antes de leer el libro), así que podéis echarle un vistazo si queréis.

Le doy una nota de 4/5

 

La vida es suero, de Enfermera Saturada

Libro muy cortito que habla de forma humorística sobre la enfermería. A mí, que todo el mundillo de los profesionales de la salud me encanta, me ha gustado la idea. La calidad literaria deja un poco que desear y hay un puñado de erratas, pero consigue (al menos conmigo) su propósito: hacerte reír. Me gusta mucho el guiño que hacen con el título, por cierto.

Le pongo 2.5/5

 

El pequeño Nicolás, de Rene Goscinny

Relectura del primer libro de una de las series literarias más divertidas que leí en mi infancia. Goscinny, como siempre, me hizo partirme de risa con las aventuras del pequeño Nicolás. Cada capítulo narra una “aventura” de Nicolás y sus amigos (traduciendo, narra cómo Nicolás y compañía la lian parda xD). Creo que puede ser divertido tanto para los lectores más pequeños (que adorarán ver al chiquillo haciendo trastadas), como para los más mayores (que captarán todo lo que implican dichas fechorías). Recomendable al 100 %. Por cierto, también hay una película basada en estos libros. Una que yo conozca, igual hay más.

Nota: 5/5

Guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams

El autor de este libro nos lleva por el mundo rodeados de humor extravagante y absurdo y de fantasía humorística. Me gustó mucho, es uno de esos libros que descubrí cuando buscaba otros libros similares al que yo estaba escribiendo, e inmediatamente lo apunté en mi lista de pendientes por leer. Muy divertido, lleno de situaciones absurdas. Para no variar, también hay adaptación cinematográfica, aunque yo no la he visto.

Se lleva un 4/5

 

Báculo y espada (y otras bobadas), de Cristina M. Acevedo

Bueno, qué voy a decir de este libro. Lo pongo aquí porque, efectivamente, lo he leído. ¡Vaya si lo he leído! Tropecientas veces ya, porque estoy en las últimas fases de la corrección. La verdad es que me sigue resultando divertido, lo que prueba que escribí exactamente el libro que me habría gustado leer. ¿Qué nota le doy? Eso ya os lo dejo a vosotros, yo no sería muy objetiva.

 

¿Has leído alguno de los libros que menciono? ¿Los tienes en tu lista de pendientes? ¿Tu perro se ha comido tu ordenador y quieres contarme lo divertido que fue todo? Te leo en los comentarios 😉

Share This